Pueblear por tierras germanas…

Por:

Visitar pueblos europeos siempre es un deleite visual que no termina aún cuando los dejas atrás luego de tu paso por ellos. Volver a revisar las imágenes capturadas de los paseos por esos lares es un ejercicio que emociona y nos vuelve a colocar en los momentos vividos. La larga disertación entre esta foto sí, esta también y aquella no puede quedar afuera, fue complicada y deja un sentimiento de que siempre hará falta otra más para mostrar la belleza de esos lugares, pero el esfuerzo se hace.

Los pueblos en Europa suelen ser de ensueño, justo como en los cuentos de Hansel y Gretel, todo bien ordenado, colorido y casi perfecto. Detrás de ellos hay siglos de historia, de guerras, de conquistas, de nacimiento y derrocamiento de imperios, de plagas, de surgimiento y esplendor de corrientes artísticas, del nacimiento de una de las religiones más importantes del mundo como la cristiana y sus derivaciones, de climas extremos y otros tantos elementos que resultan en la belleza de estos sitios.

En Alemania, como en gran parte de Europa, se puede apreciar la belleza y majestuosidad de sus catedrales, basílicas e iglesias con arquitectura gótica, románica o carolingia, que han sido testigos mudos de la historia milenaria e incluso de conflictos bélicos como la Segunda Guerra Mundial.  

Sus increíbles pueblos medievales tienen el poder de maravillar a cuanto los visitan. Su misterio y riqueza histórica se resguarda en esas pequeñas localidades a orillas de lagos y ríos.

Justo hace unos meses la vida encaminó mis pasos hacia aquellas tierras alemanas por las que pude deambular y disfrutar no solo de un clima en extremo favorable, sino de escenarios que llenan la vista y de gastronomía que satisface el paladar, aquí un breve recorrido visual de lo que vi. 

AQUISGRÁN (EN ALEMÁN AACHEN)

Con una profunda huella romana, hace siglos esta ciudad fue la residencia favorita de Carlomagno, emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, quien probablemente construirá la majestuosa Catedral de Aquisgrán en el año 796, lugar donde descansan sus restos. En el recinto se celebraron las coronaciones de 30 reyes y 12 reinas de Alemania. La ciudad además, cuenta con un importante sistema de termas romanas que datan de hace más de dos mil años.

 

 

COLONIA

Colonia se encuentra situada cerca de la frontera con los Países Bajos y Bélgica, su atracción más popular es sin duda su catedral declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Este recinto, de estilo gótico, es el símbolo de la ciudad y además es el templo católico más grande de Alemania. En su interior se resguardan los restos de los tres Reyes Magos, cuenta con once campanas algunas de ellas datan de la época medieval. 

 

 

BADEN-BADEN

Situado a los pies de la Selva Negra, Baden Baden es una ciudad-balneario muy popular debido a que cuenta con aguas termales a las que se les atribuyen propiedades medicinales. Es uno de los destinos más prestigiosos  de la zona para el turismo wellness o de bienestar, pues cuenta con lujosos resorts que se alimentan de las aguas curativas que brotan desde dos mil metros de profundidad. La ciudad está rodeada de verdes y espesos bosques que le dan un entorno agradable y placentero al visitante. Además, al ser uno de los grandes balnearios de aguas termales de Europa es Patrimonio de la Humanidad.   

 

 

HEIDELBERG

Esta ciudad destaca, además de por su belleza, también por su historia, pues es en ella donde se encontraron los primeros restos de vida humana de Europa: la mandíbula del Hombre de Heidelberg. También porque se han hallado vestigios de un poblado celta, además de que cuenta con uno de los palacios europeos más imponentes de Europa, mismo que es símbolo de la ciudad, me refiero al Palacio de Heilderberg.

 

 

LAGO CONSTANZA

Este lago, que está al sur de Alemania, baña y decora las orillas de tres países: Suiza, Austria y Alemania. Sus paisajes regalan unas panorámicas increíbles con sus islas como la de Lindau que está unida a tierra firme a través de dos puentes. Sus paisajes llenos de viñedos, castillos, jardines, bosques, veleros y una gran extensión lacustre llenan la vista. A sus orillas se asientan diversos poblados con aires medievales que pueden transportarnos en el tiempo. Es alimentado por la gran variedad de ríos y arroyos que están a su alrededor siendo el Río Rin su fuente más importante. 

 

 

RIN ROMÁNTICO

Se le llama «Rin Romántico» al tramo del Río Rin que se encuentra entre Coblenza y Rüdesheim. En él se pueden contemplar los incontables castillos medievales construidos en rocosos declives y el esplendor de sus viñedos, todo esto creado gracias al peaje que los usuarios del Rin tenían que pagar a su paso. Además de ser una vía de comunicación con un importante filón económico, es un remanso cultural en el norte de Europa y su torrente conecta los Alpes suizos con el Mar del Norte.

 

 

FRIBURGO-SELVA NEGRA

Se le llama Selva Negra a una región montañosa cubierta por densos bosques que desde lejos parecen casi negros. Está ubicada al suroeste de Alemania y tiene una extensión de más de once mil kilómetros cuadrados. La puerta de entrada a la región es la ciudad de Friburgo, conocida por ser la ciudad más ecológica y sostenible del mundo, luego de ser arrasada por las bombas durante la Segunda Guerra Mundial. El turismo natural en esta región es uno de los más importantes de Alemania pues cuenta con un bosque de coníferas, lagos glaciares, praderas y granjas que deslumbran con un color verde vibrante. 

 

 

 

Loading

Compartir

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te podría gustar

pexels-anna-tarazevich-5482987
Cáncer de mama y sueño
PHOTO-2021-10-09-10-39-55 2
El Calvario, un templo católico en lo alto de una pirámide
Search
Para Hoja Libre es muy importante conocer tu opinión, así como las sugerencias temáticas que puedas tener, por ello te invito a escribirme: