Mi historia, la de muchas…

La construcción de nuestra mujer interna, es un trabajo que hacemos cada día con esfuerzo, creatividad, sensibilidad, solidaridad, fuerza, valor e inteligencia no solo intelectual, sino emocional y con el aporte que mujeres y hombres hacen a nuestra propia causa. Ser mujer es, por tanto, un trabajo colectivo que no terminamos hasta que partimos de este mundo.

Sin comentarios

No hay más contenido que cargar

No hay más páginas por cargar